¿Qué hacer el próximo fin de semana? El spot perfecto: las Illes Medes

Noviembre 10, 2020

Piensa en el próximo destino para este verano: las Islas Medes, o Illes Medes, un archipiélago paradisíaco, formado por siete islotes y escollos que albergan un paraje submarino de gran belleza, donde podrás perderte en el misterioso reino de los corales rojos y las posidonias.

 

Te recomendamos visitar este hermoso archipiélago que ha sido clasificado, desde el 2010, como la mejor Reserva Marina del Mediterráneo Occidental.

¿Cómo llegar?

Las Islas Medas se encuentran a menos de una milla navegando desde nuestra base de L’Estartit, en la Costa Brava, en pleno corazón de l’Empordà. Podéis navegar a bordo de uno de nuestros mejores veleros: el Oceanis 31 o el Oceanis 35.1 o cualquiera de nuestras embarcaciones a motor Beneteau Flyer, desde la 5.5 a la 8.8.

¿Qué hacer en las Islas Medas?

Una vez que hayas llegado a la reserva natural de las Islas Medes, te recomendamos practicar snorkeling. Podrás nadar acompañado por meros de más de treinta kilos y de grandes bancos de peces, además de visitar los hermosos túneles submarinos. La tranquilidad que estas especies marinas demuestran es impresionante, ya que, al encontrarse dentro de una zona protegida, no se sienten amenazados y, por tanto, aceptan la presencia de los humanos.

¿Y después?

Una vez visitadas las Islas Medas, puedes dirigirte hacia la costa del Parque Natural del Montgrí, en dirección hacia l´Escala (a unas 10 millas náuticas), rodeada de los acantilados escarpados que irán apareciendo al pasar por la roca emblemática de la costa, conocida como el Molinet. Siguiendo en dirección norte, se pueden visitar dos calas de gran encanto: la Pedrosa y la Farriol, cuyas aguas cristalinas te permitirán disfrutar de las maravillas de sus fondos marinos, siempre que navegues en una de nuestras motoras.

Si decides continuar navegando hacia el norte, podrás descansar en la hermosa Cala Montgó, fondeando o en una boya. Un lugar ideal para pasar un buen rato disfrutando del sol y de una buena comida en los restaurantes cercanos a la playa de arena. Además, como está muy bien protegida de los vientos, puedes pasar una noche inolvidable fondeando.

El litoral se extiende a lo largo de casi 10 km entre el cabo de la Barra y la cala Montgó, y está rodeado de otras calas, golfos, islotes y cuevas que constituyen un paisaje de gran belleza, modelado por la acción del mar, y que vale la pena admirar.

Una experiencia única que, sin lugar a dudas, querrás repetir.

COMPARTIR:

¡Te esperamos!

Suscríbete a nuestra newsletter

¡Recibe información sobre nuevos productos, descuentos exclusivos y más sorpresas!

Acepto la Política de privacidad de esta página.